Inicio arrow Sermones arrow Adoración: Navidad y Año Nuevo [audio]
Encuestas
¿Beneficiaría al mensaje del reino el que los Evangélicos reciban los beneficios del concordato?
 
¿Quién está en línea?
Adoración: Navidad y Año Nuevo [audio] PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Felipe Rincón Vásquez   
domingo, 20 de diciembre de 2009

Para escuchar el mensaje pulse el botón "Play".
Para descargarlo, haga click derecho aquí y seleccione "Guardar destino como".

LA ADORACIÓN QUE DIOS RECIBE

A propósito de la celebración de Navidad y Año Nuevo

 

Con frecuencia escuchamos en la actualidad, decir que el cristianismo no es una doctrina, sino una vida. Pero este dicho aunque parece muy piadoso, es según Luis Berkhof, una peligrosa falsedad.

 

Lo que dice el cristiano que apela a tal dicho es «No me venga con doctrina o conocimiento, lo importante es que yo viva mi experiencia para Cristo» Esto para no sujetarse a los preceptos de Dios y vivir a su gusto carnal.

El doctor Machen, en su libro «Cristianismo y Liberalismo», citado por Berkof en su Introducción a la Teología Sistemática, dice: que «el cristianismo es un modo de vida fundado en un mensaje».

El Evangelio es la revelación de Dios en Cristo que nos llega en la forma de verdad. La verdad la encontramos en la Biblia y solo mediante un entendimiento adecuado del mensaje en ella contenido pueden los seres humanos llegar a entregarse personalmente a Cristo y ser participante de la nueva vida del Espíritu. La recepción de esa vida está condicionada por el conocimiento.

Las citas fueron tomadas de la Biblia Latinoamericana 1995.

Juan 17:3 Y ésta es la vida eterna: conocerte a ti, único Dios verdadero, y al que tú has enviado, Jesús, el Cristo.

1Timoteo 2:4 pues él quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad.

Efesios 4:12-13 Así prepara a los suyos para las obras del ministerio en vista de la construcción del cuerpo de Cristo; hasta que todos alcancemos la unidad en la fe y el conocimiento del Hijo de Dios y lleguemos a ser el Hombre perfecto, con esa madurez que no es menos que la plenitud de Cristo.

2Pedro 1:3 Su poder divino nos ha dado todo lo que necesitamos para la vida y la piedad, en primer lugar el conocimiento de Aquel que nos ha llamado por su propia gloria y fuerza.

 

Oseas 4:6 Mi pueblo languidece por falta de conocimiento, y como tú has dejado que se perdiera el conocimiento, yo también haré que pierdas mi sacerdocio. Te has olvidado de mi Ley, y también yo me olvidaré de tus hijos.

Oseas 6:6 Porque me gusta más el amor que los sacrificios, y el conocimiento de Dios, más que víctimas consumidas por el fuego.

Daniel 11:33 Aquellos del pueblo que tengan el conocimiento instruirán a muchos, pero serán perseguidos: durante muchos días les tocará en suerte la espada, el fuego, el cautiverio y el pillaje.

 

Veamos lo que enseña la Biblia en cuanto a la adoración.

Deuteronomio 12:13 Tengan cuidado de no ofrecer holocausto en cualquier lugar;"

Deuteronomio 7:5-6 Por el contrario, esto es lo que deben hacer: derriben sus altares y hagan pedazos las imágenes, arrasen sus bosques sagrados y quemen sus ídolos. Eres un pueblo consagrado a Yavé, tu Dios. Yavé te ha elegido de entre todos los pueblos que hay sobre la faz de la tierra, para que seas su propio pueblo.

Deuteronomio 12:29-31 Cuando Yavé, tu Dios, haya exterminado las naciones del país en que vas a entrar y las hayas desalojado, te establecerás en su tierra. 30 Pero ten cuidado, no sea que esa gente siga siendo para ti una trampa después que la hayas destruido. No mires a sus dioses ni preguntes por ellos; no digas: "¿Cómo servía esta gente a sus dioses? ¿No debo yo hacer lo mismo?" 31 No puedes honrar a Yavé, tu Dios, con las mismas prácticas que esas naciones, ya que hicieron para sus dioses todo lo que Yavé aborrece, e incluso quemaron a sus hijos e hijas en honor de ellos.

Éxodo 32:1 Moisés no bajaba del cerro y le pareció al pueblo un tiempo largo. Se reunieron en torno a Aarón, al que dijeron: "Fabrícanos un Dios que nos lleve adelante, ya que no sabemos qué ha sido de Moisés, que nos sacó de Egipto.

Exodo 32:5-6 Se lo mostraron a Aarón, el que edificó un altar delante de la imagen y luego anunció: "Mañana habrá fiesta en honor de Yavé. 6 Al día siguiente, se levantaron temprano, ofrecieron víctimas consumidas por el fuego, y también presentaron sacrificios de comunión. El pueblo se sentó para comer y beber; luego se levantaron para divertirse.

El pueblo estaba adorando a Dios. Pero como ellos habían visto que lo hacían los egipcios, mediante a la adoración del buey Apís.

 

Jeremías 6:16 Así dice Yavé: "Vuelvan al punto de partida y pregunten por los viejos senderos: ¿Cuál era el camino del bien? Síganlo y encontrarán la tranquilidad. Pero respondieron: "¡No queremos ir por ahí!"

Jeremías 6:19-20 Escucha, tierra, mira el castigo que voy a dar a este pueblo como fruto de su rebelión, pues no quisieron hacerme caso cuando les hablaba, y despreciaron mi Ley. 20 ¿Qué me importa a mí el incienso importado de Saba y la canela fina que viene de un país lejano? Ya no me gustan los holocaustos que ustedes hacen, y sus sacrificios me caen mal.

Jeremías 9:13 sino que, yendo tras la inclinación de su duro corazón se han marchado con los baales, que sus padres les enseñaron.

Parte de esa adoración era la de adorar debajo de un árbol frondoso y en los altos.

Jeremías 3:6 Yavé me dijo, cuando era rey Josías: "¿Has visto lo que ha hecho la infiel de Israel? Se ha entregado en cualquier cerro alto y bajo cualquier árbol verde.

Jeremías 17:2 Sus altares y sus postes sagrados lo recuerdan debajo de los árboles verdes, en las lomas altas

 

Muchos dicen «no importa si es para el Señor». Pero Dios dice que sí importa.

 

¿Honra en realidad a Cristo el Señor las celebraciones de las fiestas navideñas? «Bueno lo único que estamos haciendo es aprovechando estas fiestas para la promoción de Cristo»

¿Pero realmente esto es tan sencillo? ¿Debemos participar de las tradiciones paganas del mundo con la intención de cristianizarlas?

 

Rodolfo Benavides: «Dramáticas Profecías de la Gran Pirámides», Página 230, nos dice: «Los romanos convertidos al cristianismo no pudieron sacudirse de sus tradiciones y su pasado, y el resultado es que a sus viejas festividades le dieron un nuevo sentido: el de la natividad de Cristo; lo que hace que en la actualidad, durante nuestras fiestas navideñas, estemos recordando por una parte un viejísimo mito solar y por otra las saturnales romanas, con lo que no se hace ningún favor al maestro Jesús… la iglesia tomó la fecha 25 de diciembre para el natalicio de Jesús, exclusivamente con fines de proselitismo, puesto que esa fecha era sumamente popular en todo el mundo y, una vez transcurrido el tiempo, ya no fue posible hacer la corrección porque habría desquiciado a la religión»

 

Fue en el Siglo IV que una gran cantidad de paganos adoptaron la forma del cristianismo y fueron poco los cristianos sinceros. Se apoderaron de las fiestas paganas y le configuraron un significado cristiano, esto le granjeo un alto grado de aceptación en la comunidad. Anteriormente los cristianos no participaban de estas celebraciones como podemos ver por las críticas en contra de los cristianos en el siglo III “No asistís a las representaciones escénicas; no presenciáis las procesiones publicas; se os echa de menos en los banquetes públicos; detestáis los combates sagrados. Nosotros adoramos a los dioses con alegría, con banquete, canciones y juegos.”

Fue el Concilio de Tours, celebrado en 567 d. C. que proclamó que los doce días comprendido entre la Navidad (25 de Dic.) y la Epifanía (6 de Enero) constituían una época festiva sagrada. En el 601 d. C. el Papa Gregorio I, ordenó que no eliminaran las fiestas paganas antiguas, sino que se modificaran para que se conformaran a las ceremonias de la Iglesia y que únicamente reemplazaran su carácter pagano con uno cristiano. En este caso, a la fiesta pagana Natalis Invioti Solis o las Saturnales según Roma, se les dio el nombre y sentido de la natividad de Cristo. El espíritu navideño entra así a formal parte de las tradiciones cristianas. Este ha logrado llevar personas desde la misma iglesia cristiana al infierno. Es uno de los pocos espíritus que ha logrado ser adorado en los templos católicos y evangélicos, en los hogares de cristianos. Es uno de los pocos que muchos creyentes no desean rechazar.

 

La celebración del año nuevo tiene su origen en varias fiestas paganas de la antigüedad. El 1 de enero era un día dedicado al dios Jano, latín Januarius, en inglés January. Se decía que quien recibiera el 1 de enero con diversión, risa y abundante comida y bebida gozaría todo el año de felicidad y bienestar. Esta es la misma superstición que acompaña la celebración del año nuevo por parte de muchos de este tiempo.

 

Una mejor manera de honrar a Cristo

Algunas personas que quieren honrar a Cristo piensan que pueden hacerlo durante la navidad y según las costumbres navideñas con luces, bolas brillantes, arbolitos, villancicos, santa clouds, etc. Sin embargo la celebración de la navidad y el Año Nuevo con todos sus símbolos tienen muy poco que ver con Cristo y hunden sus raíces en celebraciones paganas. Estas celebraciones están asociadas con adoración pagana y conductas vergonzosas que desagradan a Cristo.

 

 

A muchos cristianos le he difícil abandonar las tradiciones humanas y se aferran a ellas con todo tipo de justificación. Pero debo decirle que están en pugna con la Escritura. Si quieren honrar a Dios deben buscar la verdadera forma de honrarlo

Una cristiana escribe «Mira Kitty yo creo que los adornos navideños, el árbol y Santa Claus definitivamente no es lo importante en navidad y no pienso que esta mal decorar tu casa con ellas, lo malo esta cuando pensamos que de eso solo se trata la navidad.... Navidad es un tiempo de regocijo...hay que preparar nuestros corazones para este día tan especial y que el mundo se de cuenta sobre todo con nuestras vidas que estamos felices de recordar el nacimiento de Jesús»

Primero, desconoce el significado de los símbolos. O es analfabeta en cuanto a la lectura de los símbolos. Los símbolos tienen su valor, e identifican una realidad, no están hay sin ningún sentido. Las cosas tienen un significado y un  significante. El significante nos dirige hacia un significado.

 

Los símbolos navideños

El árbol de navidad o arbolito navideño. El árbol de pino llegó a ser el símbolo de que Ninrod había revivido en la persona de Tammuz. Durante las saturnales los adornaban con cerezas rojas, hoy bolas brillantes en símbolo del sol. El uso del árbol viene de la tradición pagana de adorar a los dioses paganos debajo de un árbol frondoso. Biblia dice en Deuteronomio 12.2 “Destruiréis enteramente todos los lugares donde las naciones que vosotros heredaréis sirvieron a sus dioses, sobre los montes altos, y sobre los collados, y debajo de todo árbol frondoso;” Esto tiene su origen en la religión de Babilonia con la muerte de Ninrod donde se corrió la voz de que de un tronco muerto surgió un tronco vivo, esto indicando que Ninrod había vuelto a la vida en la persona de Tammuz.  Los árboles se adornan con bolas, la cuales significan la luz o el dios sol, es decir que las bolas del arbolito es un culto al dios sol, el cual nació según la mitología en 25 de Dic. Esto es idolatría debajo de árbol frondoso (verde) condenado varias veces en la Biblia.

Santa Clauds. Es un mito fundado en la historia tradicional de un Obispo de Mira (en la actual Turquía) del siglo IV.

Intercambios de regalos (angelitos). Los intercambios de regalos son costumbres que también se llevaban a cabo en las fiestas del nacimiento del dios sol y las saturnales romanas, tiene su origen en el hecho de que cuando Ninrod murió su cuerpo fue despedazado en pedazos y enviados a todas las provincias en las cuales el dominaba.

 

Segundo, si Dios hubiese querido que los cristianos celebraran el nacimiento de Jesús, hubiera indicado la fecha en la cual celebrar y nos hubiera dado el mandato. Pero eso no está en la Escritura. En cambio, los evangelistas indican con toda claridad en que día  murió Jesús. Ocurrió en el día de la Pascua, que se celebra en la primavera, el 14 del mes judío de Nisán. Además, Jesús dio a sus seguidores el mandato específico de que conmemorizaran ese día en memoria de él.

Lucas 22:19 Después tomó pan y, dando gracias, lo partió y se lo dio diciendo: "Esto es mi cuerpo, que es entregado por ustedes. (Hagan esto en memoria mía.

La Biblia no recoge ningún mandato similar acerca de la celebración del nacimiento de Jesús.

 

Por qué nació Jesús

El nombre Jesús significa «el Señor es salvación». Este nos recuerda que necesitamos un salvador que nos salve de las consecuencias del pecado. Jesús es el medio provisto por el Padre. ¿Cómo podían los descendientes de Adán alcanzar la salvación? Solamente si fueran engendrado por un padre que haya alcanzado la perfección y no la corrupción adámica. Jesús vino para que los hijos de Adán pudiésemos llegar a ser hijos de Dios, y eso se obtiene por medio de su muerte y resurrección. En la muerte entrega la vida y en la resurrección la vuelve a tomar sin corrupción para desde ese estado engendrar a los que creen en él para salvación.

 

Finalizamos señalando cuatros principios básicos que regulan la verdadera adoración cristiana:

1.    Es la prerrogativa de Dios solamente determinar las condiciones con que los pecadores pueden acercarse a él en la adoración. En cuanto a la ordenanza de la adoración pública, es competencia de Dios, y no competencia del hombre, determinar tanto las condiciones como la manera de tal adoración. La senda para acercarse a Dios fue cerrada y atrancada como consecuencia del pecado del hombre: era imposible para el hombre mismo renovar la relación que había sido tan solemnemente cerrada por la sentencia judicial que lo excluyó de la presencia de Dios. ¿Podría renovarse nuevamente la comunión de Dios con el hombre? Si se podía, ¿Con qué condiciones y de qué manera habría de mantenerse de nuevo la comunión de la criatura con su Creador? Esta era una cuestión que solo Dios podía determinar. Y de hecho la Escritura nos muestra que Dios decretó como debía ser adorado. Para una muestra leemos:

Génesis 4:1-5: ¨ 1 Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón.2 Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra.3 Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová.4 Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; 5 pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.¨

Éxodo 20:4-6 ¨ No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.¨

Es una arrogancia del hombre pensar que en asunto de determinar como se ha de adorar a Dios, él tiene la última palabra

2.    La introducción de prácticas extrabíblicas en la adoración tiende inevitablemente a anular y socavar la adoración establecida por Dios.

Mateo 15:3, 8,9 ¨  Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición? 8 Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. 9 Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres.

2 Reyes 16:10-18 ¨ 10 Después fue el rey Acaz a encontrar a Tiglat-pileser rey de Asiria en Damasco; y cuando vio el rey Acaz el altar que estaba en Damasco, envió al sacerdote Urías el diseño y la descripción del altar, conforme a toda su hechura.11 Y el sacerdote Urías edificó el altar; conforme a todo lo que el rey Acaz había enviado de Damasco, así lo hizo el sacerdote Urías, entre tanto que el rey Acaz venía de Damasco.12 Y luego que el rey vino de Damasco, y vio el altar, se acercó el rey a él, y ofreció sacrificios en él;13 y encendió su holocausto y su ofrenda, y derramó sus libaciones, y esparció la sangre de sus sacrificios de paz junto al altar.14 E hizo acercar el altar de bronce que estaba delante de Jehová, en la parte delantera de la casa, entre el altar y el templo de Jehová, y lo puso al lado del altar hacia el norte.15 Y mandó el rey Acaz al sacerdote Urías, diciendo: En el gran altar encenderás el holocausto de la mañana y la ofrenda de la tarde, y el holocausto del rey y su ofrenda, y asimismo el holocausto de todo el pueblo de la tierra y su ofrenda y sus libaciones; y esparcirás sobre él toda la sangre del holocausto, y toda la sangre del sacrificio. El altar de bronce será mío para consultar en él.16 E hizo el sacerdote Urías conforme a todas las cosas que el rey Acaz le mandó. 17 Y cortó el rey Acaz los tableros de las basas, y les quitó las fuentes; y quitó también el mar de sobre los bueyes de bronce que estaban debajo de él, y lo puso sobre el suelo de piedra.18 Asimismo el pórtico para los días de reposo, que habían edificado en la casa, y el pasadizo de afuera, el del rey, los quitó del templo de Jehová, por causa del rey de Asiria.

Esta tendencia está ilustrada en iglesias evangélica actualmente. Las iglesias están imitando la forma del culto y los escenarios del mundo.  Los tiempos para entretener,  para testimonios y otras cosas parecidas dejan a menudo solo veinte o treinta minutos para la predicación.

3.    La sabiduría de Cristo y la suficiencia de las Escrituras se cuestiona añadiendo a la adoración elementos que no han sido designados por Dios. John Owen observa: ¨ Hay tres cosas a las que se apela para justificar la observancia de tales ritos y ceremonias en la adoración a Dios: primero, que tienden a aumentar la devoción en los adoradores; segundo, que hacen la adoración más atractiva y hermosa; y tercero, que preservan el orden en la celebración misma. Y, por tanto, sobre esta base, pueden ser instituidas o designadas por algunos, y observadas por todos.¨ Este razonamiento impugna la sabiduría de Cristo. Con todas nuestras debilidades, pecado y necedad, ¿nos dejaría Cristo sin una guía adecuada en el importantísimo asunto de la adoración? Dice otro puritano: ¨ Pues aquel que es la sabiduría del Padre, el resplandor de su gloria, la verdadera luz, la Palabra de vida, sí, la verdad y la vida misma, ¿puede dar a su Iglesia aquello que no ofrecería suficiente seguridad para la misma? De esa manera tal razonamiento también impugna la suficiencia de la Escritura.

 2 Timoteo 3:15-17: ¨ 15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

4.    La Biblia condena explícitamente toda adoración que no es mandada por Dios (Levitico 10.1-3, Deuteronomio 17.3, 4.2; 12.29-32, Josué 1.7; 23.6-9; Mateo 15.13; Colosenses 2.20-23). Tres de estos pasajes merecen especial comentario.

a)    Deuteronomio 12.29-32: ¨29 Cuando Jehová tu Dios haya destruido delante de ti las naciones adonde tú vas para poseerlas, y las heredes, y habites en su tierra,30 guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas, después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré.31 No harás así a Jehová tu Dios; porque toda cosa abominable que Jehová aborrece, hicieron ellos a sus dioses; pues aun a sus hijos y a sus hijas quemaban en el fuego a sus dioses. 32Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás.¨ Este pasaje en su contexto original se refiere exactamente a la cuestión de cómo debe ser Dios adorado (v.30). La regla dada aquí en respuesta a esta cuestión es muy clara: ¨ Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás (v.32). Esto implica claramente que es una gran tentación para el pueblo de Dios el ver cómo adora el mundo y permitir que eso haga un impacto formativo en nuestras actitudes acerca de la adoración. Tal actitud está explícitamente prohibida para el pueblo de Dios.

b)    Colosenses 2.23: ¨ Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne.¨ Este pasaje condena lo que puede traducirse literalmente como ¨ culto   voluntario ¨. Herbert Carson expresa la inevitable implicación de esta frase: ¨ Las palabras… implican una forma de adoración que el hombre idea para sí mismo ¨.

c)    Levítico 10.1-3: ¨ Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, sobre el cual pusieron incienso, y ofrecieron delante de Jehová fuego extraño, que él nunca les mandó.2 Y salió fuego de delante de Jehová y los quemó, y murieron delante de Jehová.3 Entonces dijo Moisés a Aarón: Esto es lo que habló Jehová, diciendo: En los que a mí se acercan me santificaré, y en presencia de todo el pueblo seré glorificado. Y Aarón calló.¨ Este pasaje ess el relato aterrador de lo que le ocurrió a Nadab y Abiú cuando desagradaron a Dios en la manera en que le adoraron. ¿Qué fue lo que les acarreó un juicio tan espantoso? El versículo 1 es explícito: ¨ ofrecieron delante de Jehová fuego extraño ¨. El significado de la frase ¨ fuego extraño ¨ se expone en la siguiente cláusula. No es un fuego que Dios haya prohibido. El hebreo dice clara y literalmente que fue un fuego que ¨ el nunca les mandó ¨. El mero hecho de que se atrevieran a traer un fuego no autorizado les acarreó una muerte por fuego.

CONCLUSIÓN:

Como se puede ver a través de la historia, así como del estudio del Libro Sagrado de los cristianos, la navidad no es un tiempo de honra y gloria para el Cristianismo, sino un tiempo de vergüenza, donde se les dan rienda suelta a todos los placeres mundanos, se practica la idolatría y se pretende dar honra a Dios por medio de fiestas paganas.

Modificado el ( jueves, 02 de diciembre de 2010 )
 
< Anterior   Siguiente >
© 2017 Iglesia Evangélica el Plantío del Señor.
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.