Inicio arrow Estudios Bíblicos arrow Lección 12: La Unidad de Dios
Menú principal
Inicio
Estudios Bíblicos
Sermones
Enlaces
Foro
Preguntas y Respuestas
Administración
Formulario de acceso





¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí
Artículos relacionados
Encuestas
¿Beneficiaría al mensaje del reino el que los Evangélicos reciban los beneficios del concordato?
 
¿Quién está en línea?
Lección 12: La Unidad de Dios PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Felipe Rincón Vásquez   
jueves, 11 de febrero de 2010

Lección 12

LA UNIDAD DE DIOS

 

Fondo bíblico:

Deuteronomio 6.4 “Oye Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es”

Deuteronomio 4.39 “Aprended pues hoy, y reflexiona en tu corazón que Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y no hay otro”

Isaías 43:10-11; 44:6,8 “Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.11 Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve.6 Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.8 No temáis, ni os amedrentéis; ¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno.”

Juan 14:7-12“7 Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto.8 Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta.9 Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras.11 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras. 12 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre “

Colosenses 2.8-9 “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombre, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo. Porque en él (Jesucristo) habita corporalmente toda la plenitud de la deidad”

1 Timoteo 3.16 “grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne...”

 

La doctrina de un solo Dios

La doctrina de un solo Dios, se remonta a principio mismo del Antiguo Testamento, esta fue la doctrina unánimemente aceptada por los Israelitas. Abraham es el fundador y padre de Israel, así como de los Ismaelitas y algunas tribus árabes. Sus padres servían a la religión pagana que tenia la creencia en la pluralidad de dios, por ello él fue llamado por Dios ha abandonar su parentela idólatra.

Abraham depositó su fe en un solo Dios, en contraste con el politeísmo de sus antecesores. Un Dios creador de los cielos y la tierra, juez justo y soberano de las naciones y de toda la tierra, eterno y exaltado.

El politeísmo o la adoración de muchos dioses es una desviación de la adoración original del hombre, por lo que Dios llamó a restaurar la verdadera adoración, llamando un hombre del cual salió un Pueblo. La Unipersonalidad de Dios, formó la base principal en la religión de los judíos. “Oye Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es”. El monoteísmo es la creencia en un Dios, que es una sola persona, una sola esencia, y una sola sustancia. “Aprended pues hoy, y reflexiona en tu corazón que Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y no hay otro”.

El mensaje de la unidad de Dios esta categóricamente afirmado en el Antiguo Testamento (Isaías 43:10-11; 44:6,8).

 

Dios siempre se ha preocupado para que el mundo sepa que el Dios del cielo es uno. “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es”. En una ocasión Felipe preguntó por la identidad del Padre (leer Juan 14:7-12).

 

Jesús le contesto “¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? Note las palabras “no me has conocido” ¿Conocido a quien? ¿Por quien estaba Felipe preguntando? ¿No era por el Padre?, Pues Jesús le estaba contestando a Felipe como el Padre, de acuerdo a Isaías 9.6 “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”. Cuando nosotros estemos en la gloria y veamos al Padre, no veremos otra cosa que a Jesús mismo, la imagen del Dios invisible, lo veremos en su gloria. ¿Quien dijo: “Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria” “entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.” “Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve.” Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno?” (Isaías 42.8; 43.10-11; 44.6, 8) ¿No es la misma voz que dijo: “Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.” “El que me ha visto a mí, ha visto al Padre;”  “Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso?” (Mateo 28.18; Juan 14.9; Apocalipsis 1.8).

 

Jesucristo es el Espíritu Santo encarnado. El mundo fue creado por el poder del Espíritu Santo. Génesis 1.2 “Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.” luego la Biblia dice que Cristo fue el creador de todas las cosas, Juan 1.3, 14; “Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad” 1 Corintios 8.6; “para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él”;  Efesios 3:9  “y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas;” Colosenses 1:16  “Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.”

También tenemos el testimonio de Pablo Romanos 8:9 “Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él.”   2 Corintios 3:17 “Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad;”  Filipenses 1:19; “Porque sé que por vuestra oración y la suministración del Espíritu de Jesucristo, esto resultará en mi liberación”  Colosenses 1:27,a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,” Jesús mismo nos dio indicaciones de ello, Juan 14:18-23 “ No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.19 Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis.20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.22 Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.”

Los profetas del Antiguo Testamento fueron inspirados por el Espíritu de Cristo 1 Pedro 1:10-11 “Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, 11 escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos.”     2 Pedro 1:21porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.” Apocalipsis 19:10 “Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.”. No hay más que un solo Espíritu, llámelo el Espíritu de Cristo, el Espíritu del Hijo, el Espíritu de Dios o el Espíritu del Señor, se refiere al mismo Espíritu Divino.

 

La unidad de Dios en sus atributos

Dios es uno. No existe un Dios Padre, un Dios Hijo y un Dios Espíritu Santo. Sino un Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Estos son tres títulos relativos del único Dios verdadero. Jehová del Antiguo Testamento es el Cristo del Nuevo Testamento, y es el Espíritu Santo. Una sola esencia, un solo espíritu, un salvador, un creador, un Dios (Jeremías 23,5-6; Zacarías 12,10).  

Dios es Espíritu, pero no una fuerza impersonal puesto que él tiene intelecto, voluntad y sentimiento; piensa, habla, siente. Puesto que no esta compuesto de elementos naturales no puede ser visto por nuestros ojos. A Dios tal cual es, nadie le ha visto jamás, pero él puede manifestarse en forma corporal de manera que pueda ser entendido por el hombre.

 

Dios es uno. “Oye Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es” (Deuteronomio 6.4). La doctrina de un solo Dios fue la base fundamental del Antiguo Testamento, aceptada unánimemente y sin discusión por los Israelitas. Algunos enseñan que en Dios existe una unidad compuesta y no absoluta. La base de todas las religiones paganas es el politeísmo, creencia en muchos dioses, pero en la Biblia encontramos una religión monoteísta, o sea la creencia en un Dios, una sola esencia, una sola sustancia. Deuteronomio 4.39 “Aprende pues, hoy, y reflexiona en tu corazón que Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y no hay otro.”  La unidad de Dios es enseñanza celosamente presentada en la Biblia. Isaías 43:10-11; 44:6,8 “Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.11 Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve. 6 Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.8 No temáis, ni os amedrentéis; ¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno.” Mateo 28:18 “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.”  Juan 14:9 “Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?” Apocalipsis 1:8 “Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.” Dios es uno. Sus manifestaciones y oficios, nombres y títulos son relativos y varían de acuerdo al papel que este desempeñando en un determinado período de la historia.

 

Jesucristo es la manifestación perfecta de Dios, cuando andaba aquí en la tierra, usando todas las facultades de un hombre. Cada manifestación de Dios tiene su título oficial, el título de esta es “El Hijo del Hombre”. Pablo dijo: en Timoteo 3:16 “Grande es el misterio de la Piedad, Dios fue manifestado en carne...” Dios para facilitar el contacto con los hombres tiene una imagen semejante a un cuerpo humano, pero Dios no es una imagen, ni un cuerpo, sino un Espíritu. Jesucristo es la imagen perfecta del Dios invisible (1 Cor. 4.4; Heb.1.3). Cuando Jesús anduvo aquí en la tierra no quedo otra imagen en el cielo, como se imaginan algunos. Dios se manifestó en carne para comunicarse directamente con el hombre a su nivel y para llenar el requisito de la ley que exigía derramamiento de sangre. Y como un espíritu no puede derramar sangre, tuvo que vestirse de carne humana.

El Apóstol Pablo escribió: “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombre, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo. Porque en él (Jesucristo) habita corporalmente toda la plenitud de la deidad” (Colosenses 2.8-9), y escribiendo a Timoteo dijo: “grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne...” (1 Timoteo 3.16). La Biblia enseña que el misterio de la piedad fue la manifestación de Dios en carne.

 

Preguntas para reflexiona:

1.    ¿Cuántos dioses existen?

2.    ¿Hay en Dios una unidad compuesta o simple?

3.    ¿El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo; son personas diferentes y separables o distintas manifestaciones del único Dios indivisible?

4.    ¿Es Jesucristo un ser creado o Dios hecho carne?

5.    ¿Es diferente el Espíritu Santo al Espíritu de Cristo?

 

Resumen y Aplicación:

1.    La existencia de un solo Dios es una doctrina fuertemente enseñada en la Biblia.

2.    Dios es un ser simple y sin materia. Es un espíritu puro.

3.    El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son tres manifestaciones o modos de ser del único Dios verdadero.

4.    Jesucristo es Dios hecho carne. Tomando forma humana para acercarse a nosotros y de esa manera realizar la obra de redención.

5.    El Espíritu Santo es el Espíritu de Cristo. No hay tres Espíritu en Dios, Él es un espíritu.

 

 

 

Modificado el ( domingo, 07 de marzo de 2010 )
 
< Anterior   Siguiente >
© 2017 Iglesia Evangélica el Plantío del Señor.
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.