Inicio arrow Sobre nosotros
Menú principal
Inicio
Estudios Bíblicos
Sermones
Enlaces
Foro
Preguntas y Respuestas
Administración
Formulario de acceso





¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí
Encuestas
¿Quién está en línea?
Sobre nosotros

Visión
Misión
Objetivos específicos
Metas
Valores
Doctrinas fundamentales
Historia

VISIÓN

Somos un grupo de creyentes llamados a ser guerreros: intercesores para la gloria del Señor, con el estandarte de la Verdad, luminares en este mundo de oscuridad para la gloria de Cristo.

 

MISIÓN

Formar y equipar a los santos a fin de que puedan cumplir con la tarea de extender el Reino de Dios, levantando grupos de oración, predicando y enseñando la Palabra de Dios y Demostrando el Reino en sus vidas y práctica de piedad.

 

OBJETIVOS ESPECIFICOS

1.   Procurar conversiones a Cristo.

2.   Lograr que los convertidos se conviertan en miembros de la Iglesia.

3.   Aumentar el nivel de madurez de los miembros por medio de su formación bíblica, espiritual, doctrinal, familiar y personal.

4.   Preparar a los miembros para el ejercicio de los dones por medio de la formación de Obreros.

5.   Enviar ministros preparados a levantar y edificar iglesias locales.


METAS A ALCANZAR: Lo que el Rey espera que nosotros seamos.

1.   Una iglesia unida, una familia.

2.   Una iglesia fundamentada en el registro bíblico.

3.   Una iglesia esperanzadora. Su esperanza puesta en el Eterno y no en esta vida pasajera.

4.   Una iglesia facilitadota. Identificada con los demás y sus necesidades, con los que necesitan una ayuda idónea para salir adelante en las pruebas y en los momentos difíciles se sus vidas.

5.   Una iglesia que sepa como conducirse en la casa del Rey.

6.   Una iglesia en la que el mundo pueda ver al Rey reflejado en sus miembros.

7.   Una iglesia que no sea neófita. Que se prepare para no entrar en la apostasía de estos tiempos, para que no entre en todo, ni se ligue a todo.

8.   Una iglesia misericordiosa. Que sea lo máximo en misericordia. El Rey dice: ¨ no quiero sacrificio, quiero misericordia ¨.

9.   Una iglesia sometida. Que aprenda a someterse para que le vaya bien, a someterse a lo que el Rey establece en su Palabra.

10.               Una iglesia sumisa. Completamente verdadera y fiel llevando a cabo todos los planes, todos los propósitos, todo lo que El ha determinado que se haga en el momento que El disponga, que nadie intervenga en lo que El determine o ha determinado.

11.            Una iglesia internamente identificada. Que todos estén identificados, todo en común, tu problema es mi problema, nadie dice tener nada suyo, todo es una misma cosa, nada es de nadie, todo es uno como Cristo, Rey de reyes y Señor de señores y Pastor de pastores.

12.               Una iglesia fortalecida. Que entienda que solo el Rey puede dar todas las fuerzas y nadie puede hacer ese trabajo, solo el Señor puede dar fuerzas físicas y espirituales.

 

Valores

De la Biblia se toman las bases fundamentales que son declaraciones de las doctrinas sobre las cuales descansan. Sostienen la Biblia como la Palabra de Dios, única regla de fe y practica, gobierno y disciplina. Creen en un solo Dios verdadero que hizo todo lo que existe y se ha manifestado al mundo en Jesucristo como el unigénito del Padre, y actúa a través del Espíritu Santo. Que Jesucristo es Dios. Que el Espíritu Santo es Dios. Que todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios, por tanto, están en necesidad de salvación. Que hay un solo medio de salvación provisto por Dios, y es a través de Jesucristo. En el bautismo del Espíritu Santo al momento de la conversión. En la recepción de poder para el servicio. En la sanidad divina disponible para todos los creyentes. Que la Iglesia de Cristo consiste en todos aquellos que han recibido a Jesucristo como su Salvador personal. Que todos los muertos resucitaran unos a vida eterna y otros al castigo eterno. En la segunda venida de Cristo. En el bautismo en agua. En la observación de la Santa Cena. En la ordenanza sobre el Lavatorio de los pies. Separar el diezmo para Dios y dar ofrendas para la obra del Señor. 

a)   Compromiso con la visión.

b)  Esfuerzo de mejora constante

c)   Flexibilidad ante el cambio.

d)  Orientación a servir a la gente.

e)   Respeto a las normas morales y éticas.

f)    Compromiso con los resultados y la calidad

g)  Responsabilidad.

h)  Innovación y creatividad sin afectar los fundamentos.

i)     Honestidad.

j)    Trabajo en equipo.

k)   Respeto mutuo.

l)     Comunicación abierta.

m) Sinceridad.


DOCTRINAS FUNAMENTALES

De la Biblia tomamos las bases fundamentales que son  declaraciones las doctrinas sobre las cuales descansa nuestra Iglesia.  Sostenemos la Biblia como la Palabra de Dios, nuestra única regla de fe y practica, gobierno y disciplina.

Creemos:1.   En un solo Dios verdadero que hizo todo lo que existe y se han manifestado al mundo en Jesucristo como el unigénito del Padre, y actúa a través del Espíritu Santo. (Deuteronomio 6.4, Marcos 12.29, Juan 1.1-5,1|4.15-26).2.   Que Jesucristo es Dios (Mateo 1.23)3.    Que el Espíritu Santo es Dios (Hechos 5.3,4)4.   Que todos pecaron y están destituido de la gloria de Dios, por tanto, están en necesidad de Salvación (Romanosw3:23)5.   Que hay un solo medio de salvación Provisto por Dios y es a través de Jesucristo (Hechos 4.11,12, Hebreos 9.26).6.   En el bautismo del Espíritu Santo para todos los creyentes (Juan 14.15-26, Mateo 8.17).7.   En la sanidad divina disponible para todos los creyentes (Isaías 53.4, Mateo 8.17).8.   Que la Iglesia de Cristo consiste en todos aquellos que han recibido a Jesucristo como su Salvador personal (1 Corintios 12.8,18,20).9.   Que todos los muertos resucitaran unos a vida eterna y otros al castigo eterno (Apocalipsis 20.11-15).10.       En la segunda vanidad de Cristo (1 y 2 de Tesalonicenses, Mateo 24.25).11.       En el bautismos  en agua (Mateo 28.19, Marcos 16.16).12.       En la observación de la Santa Cena (1 Corintios 11).13.       En la ordenanza sobre el Lavatorio de los pies (Juan 13.3-17, 1 Timoteo 5.10).14.       Separar el diezmo para Dios y dar ofrendas para la obra del Señor (Malaquias 3.10, Mateo 23.23, 2 Corintios 9.6-15). 

 

Historia

Según se registra en el evangelio de Juan, Jesucristo oró para que su pueblo fuera uno solo, no obstante a través de los tiempos su Iglesia se ha convertido en multitud de formas y expresiones. Los problemas entre los seguidores de Jesús surgieron desde los primeros tiempos de la Iglesia debido a diferencias en la interpretación de lo que El deseaba para ellos. Sin embargo compartían una fe en el mismo Señor. 

 

En el siglo XVI la unidad organizativa de la Iglesia Occidental se hizo trizas. Martín Lutero, en un movimiento complejo conocido como la Reforma protestante, hizo un llamado para el restablecimiento de la iglesia de los Evangelios, pero ni siquiera sus seguidores pudieron ponerse de acuerdo y terminaron divididos formando varias iglesias. Cuando el cristianismo arribó a las costas del Nuevo Mundo, venia como parte de esa época tumultuosa y de conflicto religioso. Por ello se puede ver que surgieron en esta parte una gran diversidad de creencias y practicas religiosas en todos los ámbitos. Muchos grupos religiosos creían que cada uno de ellos ostentaba la verdadera fe y que todos los demás representaban al enemigo que debía ser conquistado.  

 

La Iglesia evangélica “El Plantío del Señor” surge cuando algunos creyentes sienten la necesidad de reclamar se reconozca la Biblia como única regla de fe, y en tal sentido exigían de los cristianos exhibir una conducta de vida adecuada a sus principios, y que la iglesia sea dirigida por un sistema de gobierno bíblico neotestamentario. La primera reunión que tuvieron y donde fueron ministrados por el Espíritu Santo fue el domingo veintiuno (21) de Marzo del año mil novecientos noventa y nueve (1999) a las diez (10) horas de la mañana. Los allí reunidos recibieron dirección de Dios. El nombre “EL PLANTIO DEL SEÑOR” fue un rema bíblico de Isaías 61:3. Se denominan como un grupo de creyentes en Jesucristo y su Palabra, renuevo del Plantío del Señor, con un llamado a la expansión de su reino, denunciando el pecado y trayendo renovación a su pueblo (Isaías 58-61). Esto lo lograrán a través de: Predicar y enseñar la Palabra de Dios, propiciar la unidad y cooperación mutua entre todos sus miembros, fomentar actividades de índole social y educativa para el beneficio de las congregaciones y las comunidades, levantar nuevas iglesias según el modelo Neotestamentario, edificar y fortalecer iglesias locales y levantar diferentes ministerios de soporte y apoyo a las iglesias.

 

EL PLANTÍO DEL SEÑOR está dirigido por un Cuerpo Pastoral formado por ministros que han demostrado tener un llamado bíblico al ministerio, reconocidos y ordenados al ministerio después de haber sido probados en fidelidad y entrega. El Cuerpo Pastoral es la autoridad más alta con respecto a la interpretación de las Escrituras y la recomendación de practicas para que se observen por el ministerio y por las iglesias locales y la membresía en general. Entre sus funciones está el velar por el buen orden de la Iglesia. Supervisar y alimentar la grey del Señor, por medio de palabras y ejemplos; promover actividades que ayuden a mantener y a extender la obra; Otorgar credenciales ministeriales a los Obreros de la Iglesias, según el llamado de Dios. 

 

El Cuerpo Pastoral está presidido por el Pastor Principal, quien es igual en poder y autoridad a los demás ancianos que componen dicho cuerpo, y actúa como moderador y supervisor general de la Iglesia, su elección es por el Cuerpo Pastoral y de uno de sus miembros, este permanece en el cargo si mantiene los requisitos bíblicos de buena conducta, y es confirmado en reunión especial cada dos años.

 

Está compuesta por iglesias locales, siendo estas, grupos de creyentes bautizados en agua que mantienen el testimonio cristiano, se reúnen a menudo a adorar a Dios, han aceptado las doctrinas bíblicas y las normas cristianas que enseña la Iglesia Evangélica El Plantío del Señor, y están en capacidad de sostenerse y auto propagarse y auto gobernarse. 

 

Los requisitos para ingresar como miembro de una iglesia local perteneciente al Plantío del Señor son: Haber profesado la fe en Cristo, bautizados bíblicamente y en plena comunión con la iglesia; y Creyentes en Cristo que así lo deseen y den prueba de su fe, testimonio y santidad dentro y fuera de la congregación, los mismos serán recibidos por cartas de recomendación, de transferencia o por observación y previa aprobación de la iglesia.

 

Todos los ministros que tienen autoridad de organizar iglesias, deben estar bien informados de las enseñanzas y explicarla con mucha precaución para que nadie vaya a ingresar a la iglesia sin tener conocimiento de ellas. Los solicitantes pueden ser recibidos si han recibido salvación con el entendimiento de que deben vivir en santidad. Los miembros deben mantenerse en santidad de vida, tanto para la gloria de Dios, como para retener el nombre de la Iglesia.

 

Deben guardarse de toda apariencia de mal, Asistir regularmente a los cultos y es su deber también de ayudar con su dinero para el sostén de la iglesia, esto incluye dar su diezmo y ofrenda para la obra del Señor.  

 
© 2017 Iglesia Evangélica el Plantío del Señor.
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.