Inicio arrow Estudios Bíblicos arrow Lección 17: Imposición de Manos
Menú principal
Inicio
Estudios Bíblicos
Sermones
Enlaces
Foro
Preguntas y Respuestas
Administración
Formulario de acceso





¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí
Artículos relacionados
Encuestas
¿Beneficiaría al mensaje del reino el que los Evangélicos reciban los beneficios del concordato?
 
¿Quién está en línea?
Lección 17: Imposición de Manos PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Felipe Rincón Vásquez   
martes, 11 de mayo de 2010

Lección 17

IMPOSICION DE MANOS

 

Fondo bíblico:

Hebreos 6:1-2 Por eso, dejando aparte la enseñanza elemental acerca de Cristo, elevémonos a lo perfecto, sin reiterar los temas fundamentales del arrepentimiento de las obras muertas y de la fe en Dios; de la instrucción sobre los bautismos y de la imposición de las manos; de la resurrección de los muertos y del juicio eterno.

Marcos 16:17-18 Estas son las señales que acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas nuevas, agarrarán serpientes en sus manos y aunque beban veneno no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien.»

1Timoteo 5:22 No te precipites en imponer a nadie las manos, no te hagas partícipe de los pecados ajenos. Consérvate puro.

2Timoteo 1:6 Por esto te recomiendo que reavives el carisma de Dios que está en ti por la imposición de mis manos.

 

Definición de la doctrina

La imposición de manos puede ser definida como un acto en el que una persona pone la mano sobre el cuerpo de otra por algún propósito espiritual concreto.

 

Ejemplos de imposición de manos en el Antiguo Testamento

-             Levítico 1,1-5. Los israelitas imponían manos en sus sacrificios antes de matar los animales para significar su identificación con la ofrenda por el pecado.

-             Génesis 48, 14-15. Jacob impartió una bendición a Efraín y a Manasés, los hijos de José, por la imposición de manos que incluía una palabra profética.

-             Deuteronomio 34,9; Números 27,15-23; Josué 1,16-17. Moisés comisionó a Josué por la imposición de las manos, impartiéndole su autoridad y sabiduría. Aquí vemos la transferencia de liderazgo y transmisión de una medida de sabiduría y honra para poner a Josué en condiciones de ser el líder.

 

Razones para imponer las manos según el Nuevo Testamento

1.    Para impartir sanidad

Lucas 4:40 A la puesta del sol, todos cuantos tenían enfermos de diversas dolencias se los llevaban; y, poniendo él las manos sobre cada uno de ellos, los curaba.

Lucas 13:13 Y le impuso las manos. Y al instante se enderezó, y glorificaba a Dios.

Hechos 28:8-9 Precisamente el padre de Publio se hallaba en cama atacado de fiebres y disentería. Pablo entró a verle, hizo oración, le impuso las manos y le curó. Después de este suceso los otros enfermos de la isla acudieron y fueron curados.

 

2.    Para impartir bendición

Mateo 19:13-15 Entonces le fueron presentados unos niños para que les impusiera las manos y orase; pero los discípulos les reñían. Mas Jesús les dijo: «Dejad que los niños vengan a mí, y no se lo impidáis porque de los que son como éstos es el Reino de los Cielos.» Y, después de imponerles las manos, se fue de allí.

Revelación 1:17 Cuando lo vi, caí a sus pies como muerto. El puso su mano derecha sobre mí diciendo: «No temas, soy yo, = el Primero y el Ultimo,

 

3.    Para impartir unción del Espíritu Santo

Hechos 8:14-24 Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén tuvieron noticia de que los samaritanos habían aceptado la Palabra de Dios, les enviaron a Pedro y a Juan. 15 Bajaron y oraron por ellos para que recibieran el Espíritu Santo, 16 ya que todavía no había descendido sobre ninguno de ellos y sólo habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. 17 Pero entonces les impusieron las manos y recibieron el Espíritu Santo. 18 Al ver Simón que mediante la imposición de las manos de los apóstoles se transmitía el Espíritu, les ofreció dinero, 19 diciendo: "Denme a mí también ese poder, de modo que a quien yo imponga las manos reciba el Espíritu Santo. 20 Pedro le contestó: "¡Al infierno tú y tu dinero! ¿Cómo has pensado comprar el Don de Dios con dinero?" 21 Tú no puedes esperar nada ni tomar parte en esto, porque tus pensamientos no son rectos ante Dios. 22 Arrepiéntete de esa maldad tuya y ruega al Señor que te perdone por tus intenciones, si es posible. 23 Porque en tus caminos solamente veo amargura y lazos de maldad. 24 Simón respondió: "Rueguen ustedes al Señor por mí, para que no venga sobre mí nada de lo que han dicho.

 

4.    Para impartir dones espirituales

1Timoteo 4:14 No descuides el don espiritual que recibiste de manos de profetas cuando el grupo de los presbíteros te impuso las manos.

2Timoteo 1:6 Por eso te invito a que reavives el don de Dios que recibiste por la imposición de mis manos.

 

5.    Para apartar gente para una obra específica

Hechos 13:2-3 Un día, mientras celebraban el culto del Señor y ayunaban, el Espíritu Santo les dijo: "Sepárenme a Bernabé y a Saulo y envíenlos a realizar la misión para la que los he llamado. Ayunaron e hicieron oraciones, les impusieron las manos y los enviaron.

Hechos 6:1-6 Por aquellos días, como el número de los discípulos iba en aumento, hubo quejas de los llamados helenistas contra los llamados hebreos, porque según ellos sus viudas eran tratadas con negligencia en la atención de cada día. 2 Los Doce reunieron la asamblea de los discípulos y les dijeron: "No es correcto que nosotros descuidemos la Palabra de Dios por hacernos cargo de las mesas. 3 Por lo tanto, hermanos, elijan entre ustedes a siete hombres de buena fama, llenos del Espíritu y de sabiduría; les confiaremos esta tarea" 4 mientras que nosotros nos dedicaremos de lleno a la oración y al ministerio de la Palabra. 5 Toda la asamblea estuvo de acuerdo y eligieron a Esteban, hombre lleno de fe y Espíritu Santo, a Felipe, Prócoro, Nicanor, Timón, Pármenas y Nicolás, que era un prosélito de Antioquía. 6 Los presentaron a los apóstoles, quienes se pusieron en oración y les impusieron las manos.

Hay que tener cuidado para imponer las manos

1Timoteo 5:22 No impongas a nadie las manos a la ligera, pues te harías cómplice de los pecados de otro;

Esto se refiere a imponer las manos a alguien para una posición de ministerio. La Escritura nos muestra que se puede impartir algo de tu espíritu a otro por la imposición de manos. Entonces necesitamos ir con algo de cuidado a quién vamos a imponer las manos y también a quién permitimos que nos imponga las manos.

 

Preguntas para reflexionar:

1.        ¿Deberíamos temer recibir algo malo de otra persona y, por tanto, evitar que nos impongan manos? Discútelo

2.        ¿Por qué debemos ir con cuidado de no alzar los líderes equivocados o los correctos demasiado de prisa?

3.        ¿Crees que Dios te puede usar para impartir su vida a otros?

 

Resumen y Aplicación:

1.        Hay una corriente de vida divina cuando imponemos manos en alguien cuando hay fe, tanto en el que recibe como en el que impone manos (Marcos 5,25-30).

2.        Si vivimos en obediencia a Dios, entonces no deberíamos tener miedo de que ningún mal nos sea impartido por la imposición de manos.

3.        Para recibir algo de Dios se requiere fe.

4.        Al servir a Dios y dar a los demás por medios tales como la imposición de manos, entonces recibiremos más de Dios para habilitarnos para dar otra vez.

 

 

Modificado el ( martes, 11 de mayo de 2010 )
 
< Anterior   Siguiente >
© 2017 Iglesia Evangélica el Plantío del Señor.
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.