Inicio arrow Sermones arrow De la Adoracíon Cristiana
Menú principal
Inicio
Estudios Bíblicos
Sermones
Enlaces
Foro
Preguntas y Respuestas
Administración
Formulario de acceso





¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí
Artículos relacionados
Encuestas
¿Beneficiaría al mensaje del reino el que los Evangélicos reciban los beneficios del concordato?
 
¿Quién está en línea?
De la Adoracíon Cristiana PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Pastor Felipe Rincón   
lunes, 18 de febrero de 2008

DE LA ADORACIÓN CRISTIANA

 

En nuestra Iglesia ¨ El Plantío del Señor ¨ contamos con un ¨ Manual de Normas y Procedimientos ¨ en su capítulo 9, contiene Nuestra Confesión de Fe, lo que creemos. Y en la página 62 trata sobre la adoración. Dice allí en el primer párrafo:

 

La luz de la naturaleza muestra que hay un Dios, que tiene señorío y soberanía sobre todo; es justo, bueno, y hace bien a todos; y que, por tanto, debe ser temido, amado, alabado, invocado, creído, y servido con toda el alma, con todo el corazón y con todas las fuerzas. Pero el modo aceptable de adorar al verdadero Dios esta instituido por El mismo, y esta de tal manera limitado por su propia voluntad revelada que no se debe adorar a Dios conforme a las imaginaciones e invenciones de los hombres o a las sugerencias de Satanás, ni bajo ninguna representación visible ni en ningún otro modo no prescrito en las Santas Escrituras

 

(Jer.10.7; Mr.12.33; Gn.4.1-5; Ex.20.4-6; Mt. 15.3,8-9; 2 R. 16.10-18; Lv.10.1-3; Dt.17.3; 4.2; 12.29-32; Jos.1.7; 23.6-8; Mt.15.13; Col.2.20-23; 2Ti.3.15-17).

En esto nosotros seguimos a los puritanos del siglo xvi, bajo el entendido de que a Dios se le debe adorar como el lo indica en su Palabra y que no estamos llamados a inventar formas de adoración.

 

Mateo 15:3, 8, 9 ¨  Jesús les preguntó: — ¿Y por qué también ustedes desobedecen el mandato de Dios para seguir sus propias tradiciones? 8 ‘Este pueblo me honra con la boca, pero su corazón está lejos de mí. 9 De nada sirve que me rinda culto; sus enseñanzas son mandatos de hombres.’ (Versión Dios Habla Hoy)

 

El debate entre puritanos y anglicanos

El puritanismo, es una rama del protestantismo que tuvo su origen en la Inglaterra posterior a la Reforma en Inglaterra, durante el reinado de Isabel I de Inglaterra.

Durante el siglo XVI, un sector importante de la Iglesia de Inglaterra sentía que la ruptura definitiva con la Iglesia Católica Romana no se había terminado de producir, ya que buena parte de la liturgia y las creencias seguían siendo muy similares. El dogma central del puritanismo era la autoridad suprema de Dios sobre los asuntos humanos.

Además, los puritanos subrayaban que el individuo debía ser reformado por la gracia de Dios. Cada persona, a la que Dios mostraba misericordia, debía comprender su propia falta de valor y confiar en que el perdón que está en Cristo le había sido dado, por lo que, por gratitud, debía seguir una vida humilde y obediente.

Otras notables creencias incluyen: Un énfasis en el estudio privado de la Biblia. Un deseo de que todos alcancen educación e ilustración (especialmente para que todos puedan leer la Biblia por sí mismos). El sacerdocio de todos los creyentes. Simpleza en la adoración, la exclusión de vestimentas, imágenes, velas, etc. La no celebración de festividades tradicionales que ellos consideraban estar en violación de los principios regulares de adoración. Creencia en guardar como obligatorio un día de la semana como está ordenado en los diez mandamientos, en el caso de ellos el día de la resurrección de Jesús, Domingo. Algunos aprobaban la jerarquía de la Iglesia, pero otros buscaban reformar las iglesias episcopales al modelo presbiteriano. Algunos puritanos eran presbiterianos, pero la mayoría eran congregacionalistas.

Los anglicanos, término que provienen del latín medieval ecclesia anglicana, que significa iglesia inglesa, y que se utiliza para describir a las personas, las instituciones y las iglesias, como asimismo a las tradiciones litúrgicas y conceptos teológicos desarrollados por la Iglesia de Inglaterra. La Comunión Anglicana se considera parte plena de la Iglesia Cristiana: una, santa, católica y apostólica, y se declara inequívocamente Católica y Reformada, al respecto, es interesante la frase del Deán Henry Forrester (México, 1906): «Católica, aunque no romana y Evangélica, aunque no protestante».

El gran debate entre puritanos y anglicanos radicaba en que la iglesia de Inglaterra (anglicana) dice: ¨ La Iglesia tiene poder para decretar ritos o ceremonias y autoridad en las controversias de la fe. Y sin embargo, no es lícito que la Iglesia ordene algo contrario a la Palabra de Dios ¨. Como se puede ver en cuanto a la Iglesia de Inglaterra, su doctrina con respecto al poder de la Iglesia en la adoración a Dios es que tiene derecho a decretar todo, excepto lo que está prohibido en la Palabra de Dios.

Los puritanos en cambio en su doctrina referente al poder de la Iglesia en la adoración a Dios enseñan que no tiene derecho a decretar nada, excepto lo que está ordenado por la Palabra de Dios expresa o implícitamente. G. I. Williamson citado en la exposición de la Confesión Bautista de Fe de 1689, expresa el principio ¨ Lo que se manda es correcto, y lo que no se manda es erróneo ¨.

Se dan cuatro principios bíblicos para el principio regulador puritano de la adoración:

1.   Es la prerrogativa de Dios solamente determinar las condiciones con que los pecadores pueden acercarse a él en la adoración. En cuanto a la ordenanza de la adoración pública, es competencia de Dios, y no competencia del hombre, determinar tanto las condiciones como la manera de tal adoración. La senda para acercarse a Dios fue cerrada y atrancada como consecuencia del pecado del hombre: era imposible para el hombre mismo renovar la relación que había sido tan solemnemente cerrada por la sentencia judicial que lo excluyó de la presencia de Dios. ¿Podría renovarse nuevamente la comunión de Dios con el hombre? Si se podía, ¿Con qué condiciones y de qué manera habría de mantenerse de nuevo la comunión de la criatura con su Creador? Esta era una cuestión que solo Dios podía determinar. Y de hecho la Escritura nos muestra que Dios decretó como debía ser adorado. Para una muestra leemos:

Génesis 4:1-5: ¨ 1 Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón.2 Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra.3 Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová.4 Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda;5 pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.¨

Éxodo 20:4-6 ¨ No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.¨

Es una arrogancia del hombre pensar que en asunto de determinar como se a de adorar a Dios, él tiene la última palabra

2.   La introducción de prácticas extrabíblicas en la adoración tiende inevitablemente a anular y socavar la adoración establecida por Dios.

Mateo 15:3,8,9 ¨  Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición?8 Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. 9 Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres.

2 Reyes 16:10-18 ¨ 10 Después fue el rey Acaz a encontrar a Tiglat-pileser rey de Asiria en Damasco; y cuando vio el rey Acaz el altar que estaba en Damasco, envió al sacerdote Urías el diseño y la descripción del altar, conforme a toda su hechura.11 Y el sacerdote Urías edificó el altar; conforme a todo lo que el rey Acaz había enviado de Damasco, así lo hizo el sacerdote Urías, entre tanto que el rey Acaz venía de Damasco.12 Y luego que el rey vino de Damasco, y vio el altar, se acercó el rey a él, y ofreció sacrificios en él;13 y encendió su holocausto y su ofrenda, y derramó sus libaciones, y esparció la sangre de sus sacrificios de paz junto al altar.14 E hizo acercar el altar de bronce que estaba delante de Jehová, en la parte delantera de la casa, entre el altar y el templo de Jehová, y lo puso al lado del altar hacia el norte.15 Y mandó el rey Acaz al sacerdote Urías, diciendo: En el gran altar encenderás el holocausto de la mañana y la ofrenda de la tarde, y el holocausto del rey y su ofrenda, y asimismo el holocausto de todo el pueblo de la tierra y su ofrenda y sus libaciones; y esparcirás sobre él toda la sangre del holocausto, y toda la sangre del sacrificio. El altar de bronce será mío para consultar en él.16 E hizo el sacerdote Urías conforme a todas las cosas que el rey Acaz le mandó. 17 Y cortó el rey Acaz los tableros de las basas, y les quitó las fuentes; y quitó también el mar de sobre los bueyes de bronce que estaban debajo de él, y lo puso sobre el suelo de piedra.18 Asimismo el pórtico para los días de reposo, que habían edificado en la casa, y el pasadizo de afuera, el del rey, los quitó del templo de Jehová, por causa del rey de Asiria.

Esta tendencia está ilustrada en iglesias evangélica actualmente. Las iglesias están imitando la forma del culto y los escenarios del mundo.  Los tiempos para entretener,  para testimonios y otras cosas parecidas dejan a menudo solo veinte o treinta minutos para la predicación.

3.   La sabiduría de Cristo y la suficiencia de las Escrituras se cuestiona añadiendo a la adoración elementos que no han sido designados por Dios. John Owen observa: ¨ Hay tres cosas a las que se apela para justificar la observancia de tales ritos y ceremonias en la adoración a Dios: primero, que tienden a aumentar la devoción en los adoradores; segundo, que hacen la adoración más atractiva y hermosa; y tercero, que preservan el orden en la celebración misma. Y, por tanto, sobre esta base, pueden ser instituidas o designadas por algunos, y observadas por todos.¨ Este razonamiento impugna la sabiduría de Cristo. Con todas nuestras debilidades, pecado y necedad, ¿nos dejaría Cristo sin una guía adecuada en el importantísimo asunto de la adoración? Dice otro puritano: ¨ Pues aquel que es la sabiduría del Padre, el resplandor de su gloria, la verdadera luz, la Palabra de vida, sí, la verdad y la vida misma, ¿puede dar a su Iglesia aquello que no ofrecería suficiente seguridad para la misma?. De esa manera tal razonamiento también impugna la suficiencia de la Escritura.

 2 Timoteo 3:15-17:  ¨ 15 y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.16 Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

 En apoyo a esto, el doctor Tulloch, un oponente del principio regulador, observa: ¨ Las Escrituras cristianas son una revelación de la verdad divina y no una revelación de la política eclesiástica. No solo no trazan el bosquejo de tal política, sino que ni siquiera ofrecen las sugerencias adecuadas y concluyentes de uno.¨ 2 Timoteo 3.16, 17 le responde a ese señor y todos los que piensan como él. Las Escrituras pueden equipar completamente al hombre de Dios para su tarea.

4.   La Biblia condena explícitamente toda adoración que no es mandada por Dios (Levitico 10.1-3, Deuteronomio 17.3, 4.2; 12.29-32, Josué 1.7; 23.6-9; Mateo 15.13; Colosenses 2.20-23). Tres de estos pasajes merecen especial comentario.

a)   Deuteronomio 12.29-32: ¨ 29 Cuando Jehová tu Dios haya destruido delante de ti las naciones adonde tú vas para poseerlas, y las heredes, y habites en su tierra,30 guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas, después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré.31 No harás así a Jehová tu Dios; porque toda cosa abominable que Jehová aborrece, hicieron ellos a sus dioses; pues aun a sus hijos y a sus hijas quemaban en el fuego a sus dioses. 32Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás.¨ Este pasaje en su contexto original se refiere exactamente a la cuestión de cómo debe ser Dios adorado (v.30). La regla dada aquí en respuesta a esta cuestión es muy clara: ¨ Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás (v.32). Esto implica claramente que es una gran tentación para el pueblo de Dios el ver cómo adora el mundo y permitir que eso haga un impacto formativo en nuestras actitudes acerca de la adoración. Tal actitud está explícitamente prohibida para el pueblo de Dios.

b)   Colosenses 2.23: ¨ Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne.¨ Este pasaje condena lo que puede traducirse literalmente como ¨ culto   voluntario ¨. Herbert Carson expresa la inevitable implicación de esta frase: ¨ Las palabras… implican una forma de adoración que el hombre idea para sí mismo ¨.

c)   Levítico 10.1-3: ¨ Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario, y pusieron en ellos fuego, sobre el cual pusieron incienso, y ofrecieron delante de Jehová fuego extraño, que él nunca les mandó.2 Y salió fuego de delante de Jehová y los quemó, y murieron delante de Jehová.3 Entonces dijo Moisés a Aarón: Esto es lo que habló Jehová, diciendo: En los que a mí se acercan me santificaré, y en presencia de todo el pueblo seré glorificado. Y Aarón calló.¨ Este pasaje ess el relato aterrador de lo que le ocurrió a Nadab y Abiú cuando desagradaron a Dios en la manera en que le adoraron. ¿Qué fue lo que les acarreó un juicio tan espantoso? El versículo 1 es explícito: ¨ ofrecieron delante de Jehová fuego extraño ¨. El significado de la frase ¨ fuego extraño ¨ se expone en la siguiente cláusula. No es un fuego que Dios haya prohibido. El hebreo dice clara y literalmente que fue un fuego que ¨ el nunca les mandó ¨. El mero hecho de que se atrevieran a traer un fuego no autorizado les acarreó una muerte por fuego.

Con este amplio apoyo bíblico, ¿por qué son los hombres tan indulgentes en su adoración? Es porque los hombres no temen a Dios.

 

 

 

 

El lugar adecuado de la Adoración

Bajo la ley la adoración estaba unida a una localización geográfica y una estructura física concretas.

Éxodo 25:8,9,22 : ¨ Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos.9 Conforme a todo lo que yo te muestre, el diseño del tabernáculo, y el diseño de todos sus utensilios, así lo haréis. 22 Y de allí me declararé a ti, y hablaré contigo de sobre el propiciatorio, de entre los dos querubines que están sobre el arca del testimonio, todo lo que yo te mandare para los hijos de Israel.¨

Éxodo 40:34-38: ¨ Entonces una nube cubrió el tabernáculo de reunión, y la gloria de Jehová llenó el tabernáculo.35 Y no podía Moisés entrar en el tabernáculo de reunión, porque la nube estaba sobre él, y la gloria de Jehová lo llenaba.36 Y cuando la nube se alzaba del tabernáculo, los hijos de Israel se movían en todas sus jornadas;37 pero si la nube no se alzaba, no se movían hasta el día en que ella se alzaba.38 Porque la nube de Jehová estaba de día sobre el tabernáculo, y el fuego estaba de noche sobre él, a vista de toda la casa de Israel, en todas sus jornadas. 

1 Reyes 8:38,48,49: ¨ toda oración y toda súplica que hiciere cualquier hombre, o todo tu pueblo Israel, cuando cualquiera sintiere la plaga en su corazón, y extendiere sus manos a esta casa,48 y si se convirtieren a ti de todo su corazón y de toda su alma, en la tierra de sus enemigos que los hubieren llevado cautivos, y oraren a ti con el rostro hacia su tierra que tú diste a sus padres, y hacia la ciudad que tú elegiste y la casa que yo he edificado a tu nombre,49 tú oirás en los cielos, en el lugar de tu morada, su oración y su súplica, y les harás justicia.¨

Salmos 5:7 ¨  Mas yo por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa; Adoraré hacia tu santo templo en tu temor.¨

2 Crónicas 6:38 ¨ si se convirtieren a ti de todo su corazón y de toda su alma en la tierra de su cautividad, donde los hubieren llevado cautivos, y oraren hacia la tierra que tú diste a sus padres, hacia la ciudad que tú elegiste, y hacia la casa que he edificado a tu nombre;¨

Daniel 6:10 ¨ Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes.¨

Esta relación de la adoración con una estructura física y una ubicación geográfica era típica y ceremonial y, por tanto, abolida en Cristo.

Juan 4:21-23 ¨ Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre.22 Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.¨

1 Timoteo 2:8 ¨ Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda.¨ Malaquías 1:11 ¨ Porque desde donde el sol nace hasta donde se pone, es grande mi nombre entre las naciones; y en todo lugar se ofrece a mi nombre incienso y ofrenda limpia, porque grande es mi nombre entre las naciones, dice Jehová de los ejércitos.¨

La adoración no debe estar ligada, ni la santidad debe se atribuida, a lugares o estructuras concretos en el período del Nuevo Testamento.  Las llamadas guerras santas fueron con el objetivo de rescatar lugares de la cristiandad como la ciudad de Jerusalén y lugares considerados santos para hacer peregrinajes a esos lugares.

Esto no quiere decir que no haya un lugar adecuado para la adoración en el Nuevo Pacto. Ese lugar no es ahora geográfico, sin espiritual.  Son lugares de adoración en que se encuentra la presencia especial de Dios, en que Dios está especialmente presente, se trata de la iglesia este es el nuevo templo y sus asambleas son el lugar de la presencia especial de Dios.

Mateo 18:20 ¨ Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.¨ 1 Corintios 3:16 ¨ ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros?¨ 1 Corintios 14:25 ¨ lo oculto de su corazón se hace manifiesto; y así, postrándose sobre el rostro, adorará a Dios, declarando que verdaderamente Dios está entre vosotros.¨ Efesios 2:21-22 ¨ en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; 22 en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.¨

La reunión de los santos ha de ser apreciada por los creyentes tanto como los antiguos apreciaban el templo físico. Las asambleas públicas de la Iglesia no han de descuidarse ni abandonarse voluntariamente.

Hebreos 10:25 ¨ no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.¨ Hechos 2:42 ¨ Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.¨  

Siendo que la presencia especial de Dios es el lugar de la adoración tiene su aplicación en la adoración secreta y familiar. Porque el creyente mismo es el templo de Dios 1 Corintios 6:19 ¨ ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?¨.

 

 

 

Modificado el ( domingo, 04 de enero de 2009 )
 
< Anterior
© 2017 Iglesia Evangélica el Plantío del Señor.
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.