Inicio arrow Sermones arrow El Día de Reposo IV [audio]
Encuestas
¿Beneficiaría al mensaje del reino el que los Evangélicos reciban los beneficios del concordato?
 
¿Quién está en línea?
El Día de Reposo IV [audio] PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Felipe Rincón Vásquez   
lunes, 29 de noviembre de 2010

Para escuchar el mensaje pulse el botón "Play".
Para descargarlo, haga click derecho aquí y seleccione "Guardar destino como".

EL DÍA DE REPOSO IV

El Día de reposo para los cristianos

Éxodo 20, 8-11 Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.¨


Introducción:

Muchos dicen que el día de reposo es solo para los judíos, que todos los días son iguales. Otros han tomado la posición de los fariseos que perdieron de vista el propósito del día e impusieron otros límites. Nosotros enseñamos que Cristo vino a restaurar el día de reposo no a eliminarlo.


La enseñanza de Jesús sobre el día de reposo.


Restaurando el día de reposo a su propósito original.

En Marcos 2,23-28 «Aconteció que al pasar él por los sembrados un día de reposo, sus discípulos, andando, comenzaron a arrancar espigas. Entonces los fariseos le dijeron: Mira, ¿por qué hacen en el día de reposo lo que no es lícito? Pero él les dijo: ¿Nunca leísteis lo que hizo David cuando tuvo necesidad, y sintió hambre, él y los que con él estaban; cómo entró en la casa de Dios, siendo Abiatar sumo sacerdote, y comió los panes de la proposición, de los cuales no es lícito comer sino a los sacerdotes, y aun dio a los que con él estaban? También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo. Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo.»

Jesús hace referencia a una ceremonia que se realizaba en el séptimo día. El séptimo día era removido el pan que se ponía sobre la mesa.

Levítico 24,5-9 ¨Y tomarás flor de harina, y cocerás de ella doce tortas; cada torta será de dos décimas de efa. Y las pondrás en dos hileras, seis en cada hilera, sobre la mesa limpia delante de Jehová. Pondrás también sobre cada hilera incienso puro, y será para el pan como perfume, ofrenda encendida a Jehová. Cada día de reposo lo pondrá continuamente en orden delante de Jehová, en nombre de los hijos de Israel, como pacto perpetuo. Y será de Aarón y de sus hijos, los cuales lo comerán en lugar santo; porque es cosa muy santa para él, de las ofrendas encendidas a Jehová, por derecho perpetuo.¨


Cristo no violó en ningún aspecto la ley de Dios. A lo que él se opuso fue a la tradición de los rabinos. A lo que ellos decían que se podía hacer y no hacer. Cristo no se adhería a esas tradiciones. Cristo al igual que lo enseña el Canon hebreo indica que el día de reposo como ley ceremonial se pone de lado para satisfacer una necesidad. Los discípulos estaban echando de lado una norma de la tradición, porque lo que estaban haciendo no era cosechar. Hay cosas que por necesidad no se pueden dejar para otro día, hay que hacerlas aunque sea día de reposo.


El hombre necesita un día de reposo.

El día de reposo fue hecho por causa del hombre. Entiéndase del ser humano. Es todo hombre no solo el judío que necesita un día de reposo.


El que legisló la ley tiene el derecho y la autoridad para interpretarla.

Si él está satisfecho y no lo prohíbe, por qué otros lo prohíben. Juan 5,17 nos dice que aunque el día de reposo fue instituido después de terminar la creación. Dios continúa trabajando. En el día de reposo el sol sale, la tierra circula, la hierba crece; todo continúa por operación de Dios.

Las ceremonias y ritos pueden cambiar pero no los mandamientos morales. Los diez mandamientos resumen el carácter moral de Dios. Estamos obligados a la ley moral. Los mandamientos morales de Cristo son iguales a los del Padre, porque no hay distinción entre ambos, más que la necesaria humillación para los fines de la restauración del Reino. Cristo no vino a dar una ley distinta. Los cristianos cumplen la ley de Dios en su verdadero alcance. Cristo no abroga sino que la lleva a su verdadero alcance.

1ª Corintios 9,20-21 ¨Me he hecho a los judíos como judío, para ganar a los judíos; a los que están sujetos a la ley (aunque yo no esté sujeto a la ley) como sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley; a los que están sin ley, como si yo estuviera sin ley (no estando yo sin ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo), para ganar a los que están sin ley.¨

Romanos 13, Pablo nos dice que el amor es el cumplimiento de la ley. De cual ley está hablando Pablo. Versículos 8-9 ¨No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.¨


Aplicación:

Primero: Debemos guardarnos del espíritu farisaico al cual Cristo se enfrentó. Tal vez con buena intención para evitar la desobediencia algunos añaden para mantener a la gente guardando el mandato. Pero es suficiente con lo que manda la Escritura. No debemos añadir. Las leyes humanas terminan suplantando la ley de Dios. El espíritu farisaico está más pendiente de lo externo que del corazón.

Segundo: Debemos guardarnos del espíritu anti-nomianos que pretende eliminar la obligación que tiene el cristiano de vivir bajo las normas establecidas en el decálogo. Cristo no se opuso a la ley sino que restauró su orden. Somos salvos por gracias, pero para buenas obras. Somos capacitados y movidos por el Espíritu para guardar los mandamientos. Los cristianos siguen teniendo una voluntad que necesita la gracia de Dios, instrucción y corrección.

2Timoteo 3:1-5. 14-17 ¨También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita...¨. ¨Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.¨


Hay una responsabilidad de parte de Timoteo, por eso debe instruirse de la Escritura. Tenía la gracia de Dios pero necesitaba la Biblia. El Canon hebreo. Según Pablo esa Biblia se debe enseñar a la Iglesia. 2Timoteo 4:1-5 ¨Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, ¨.

Tercero: Debemos entender que legalista es el que añade, no el que cumple. Lo que nosotros debemos ver es si es bíblico. No debemos apelar a la libertad cristiana como si ello signifique que somos libres de Dios, de Cristo, sino libre de lo que nos impide servir a Dios. 1ª Juan 2,3 nos dice: ¨Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos.¨ ¿Cuáles mandamientos? Los mandamientos de Dios. No es que vamos a guardarlos de manera perfecta. El asunto no es agradar perfectamente. Pero sí sinceramente.


Modificado el ( lunes, 29 de noviembre de 2010 )
 
< Anterior   Siguiente >
© 2017 Iglesia Evangélica el Plantío del Señor.
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.