Inicio arrow Estudios Bíblicos arrow Confesión de fe: 6. El Pacto de Dios
Menú principal
Inicio
Estudios Bíblicos
Sermones
Enlaces
Foro
Preguntas y Respuestas
Administración
Formulario de acceso





¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí
Artículos relacionados
Encuestas
¿Beneficiaría al mensaje del reino el que los Evangélicos reciban los beneficios del concordato?
 
¿Quién está en línea?
Confesión de fe: 6. El Pacto de Dios PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Felipe Rincón Vásquez   
domingo, 27 de febrero de 2011

El Pacto De Dios

 

1.   Creemos que Dios viendo que el hombre se había entregado a la muerte corporal y espiritual y que nunca podría alcanzar la recompensa de vida a no ser por una condescendencia voluntaria por parte de El, le consoló prometiendo darle a su hijo, el cual nacería de una mujer a fin de quebrantar la cabeza de la serpiente y hacerle bienaventurado.  Todo esto a Dios le ha placido expresarlo en forma de pacto.

(Gen.3: 8-9; Gn.22: 18; Is.7: 14; Jn.7: 42; Heb.7: 14; Jn.1: 1-1; 1: 14; Gal. 4: 4; Gen.3: 15).

2.   Que Dios consumó la promesa hecha a los antiguos padres por boca de sus santos profetas al manifestarse al mundo, en el tiempo por El determinado, como el Hijo unigénito, el cual tomó forma de siervo y se hizo semejante a los hombres, tomando realmente una verdadera naturaleza humana, con todas sus debilidades, excepto el pecado, siendo concebido en el seno de una bienaventurada virgen María por el poder del Espíritu Santo, sin intervención de varón.

(Lc.1: 54-55; Gen.26: 4; 2Sm.7: 12; Sal.132: 11; Hch.13: 23; Jn.1: 1-14; 1Tm.3: 16; Fil.2: 7; 1Tm.3: 16, 2: 5; 2Sam.7: 12; Heb.2: 17; 4: 15; Lc.1: 35).

3.   Que agradó a Dios hacer un pacto en el que gratuitamente ofrece a los pecadores vida y salvación por Jesucristo, requiriéndoles la fe en Él para que puedan ser salvos y prometiendo dar su Espíritu Santo.

(Gn.3: 15; Heb.9: 15; Ef.2: 12; Sal.110: 4; Jn.3: 16; Rom.10: 6-9; Gal.3: 11; Ez.36: 26-27; Joel.2: 28-32).

4.   Que este pacto se revela en el Evangelio; en primer lugar, a Adán en la promesa de salvación a través de la simiente de la mujer, y luego mediante pasos adicionales hasta completarse su plena representación en el Nuevo Testamento. Y es únicamente a través de la gracia de este pacto como todos los descendientes del Adán caído que son salvados, obtienen vida e inmortalidad.

(Gn.3: 15; Rom.16: 25-27; Ef.3: 5; Tim.1: 2; Heb.1: 1-2; Jn.8: 56; Rom.4: 1-25; Gal.18: 22; Heb.11: 6-13, 39-40).

5.   Creemos que las ceremonias y figuras de la ley han terminado con la vida de Cristo, y que todas las sombras han llegado a su fin, de tal modo, que el uso de las mismas debe ser abolido entre los cristianos;  no obstante, nos queda la verdad y la sustancia de ella en Cristo Jesús, en quién tienen su cumplimiento. Entretanto, usamos aún sus testimonios, tomado de la ley y los profetas, y también para regular nuestra vida en honestidad, para honor de Dios, según su voluntad.

 

(Rom.10: 4; Gal.3: 24; Col.2: 7; 2Pe.3: 18)

Modificado el ( domingo, 27 de febrero de 2011 )
 
< Anterior   Siguiente >
© 2017 Iglesia Evangélica el Plantío del Señor.
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.