Inicio arrow Estudios Bíblicos arrow El Espíritu Santo, ¿Qué o quién es?
Menú principal
Inicio
Estudios Bíblicos
Sermones
Enlaces
Foro
Preguntas y Respuestas
Hacer Pregunta
Administración
Formulario de acceso





¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí
Artículos relacionados
Encuestas
¿Beneficiaría al mensaje del reino el que los Evangélicos reciban los beneficios del concordato?
 
¿Quién está en línea?
Hay 1 invitado en línea
El Espíritu Santo, ¿Qué o quién es? PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Felipe Rincón Vásquez   
jueves, 19 de mayo de 2011

EL ESPIRITU SANTO ¿QUÉ O QUIÉN ES?

 

OPINIONES ACERCA DEL ESPÍRITU SANTO

 

1.   El Espíritu Santo es la fuerza por la que Yahvéh interviene. En la mayoría de los pasajes del N. T. se presenta al espíritu Santo como algo, no como alguien. Las expresiones ¨Espíritu Santo¨ y ¨virtud¨ se usan como sinónimos. (Diccionario de la Biblia, Edición preparada por Serafín Ausejo).

 

2.   El Espíritu Santo es un ente, una persona realmente distinta como tal, del Padre y el Hijo. Los Tropicistas sostenían que el Espíritu Santo era de una sustancia distinta de la del Padre. Pneumatomacos. Estos estaban dispuestos a afirmar que el Padre y el Hijo eran de una misma sustancia, pero no el Espíritu Santo. Concluían en que el Espíritu Santo es una criatura, distinto en esencia a Cristo. Eunomio y su partido Amoneano. Eunomio fue designado obispo de Cyzicus en Misia. Empezó a enseñar que Dios era el Ser no engendrado, único, supremo y definitivo y una sustancia simple. Sostenía que en realidad el “Hijo de Dios” fue creado por el Padre y, aunque poseía poder creador, no era de su esencia. Además, el Espíritu Santo fue creado por el Hijo para que fuera el santificador de las almas. Después de exponer abiertamente su doctrina, fue obligado a renunciar a su sede y volver a Capadocia donde nació, propagando su doctrina a través de conferencias en distintos lugares y libros.

 

3.   Sabelio y su partido Sabelianismo. El Sabelianismo rechazaba que en Dios había tres personas. Lo que los trinitarios denominan “personas”, son modos de ser o manifestaciones del Dios único. Para estos el Espíritu Santo es un modo revelador por medio del cual Dios se auto revela.

 

4.   Agustín enseño que el Espíritu Santo es el lazo de amor que existe entre el Padre y el Hijo. Dice Justo González que quizá Agustín toma esta doctrina de Mario Victorino, quien se refiere al Espíritu Santo como un lazo de unión entre el Padre y el Hijo.

 

 

POSICIÓN A DEFENDER

1.   El Espíritu Santo no es un sujeto aparte de Dios.

2.   El Espíritu Santo es el poder de Dios en acción.

 

Argumentos de pruebas

1.   Si el Espíritu Santo es un sujeto aparte de Dios o algo que se desprende de Dios, ¿Qué más es Dios aparte de Espíritu? ¿Qué queda cuando se desprende? O ¿Quién queda cuando se aparta? ¿Cuánto Espíritus hay en Dios? ¿Tiene el Padre su propio espíritu, el hijo su propio espíritu y el Espíritu Santo su propio espíritu? ¿Qué otra cosa tiene Dios aparte de ser Espíritu?

     El Espíritu Santo es Dios, no algo que se desprende de Dios, no una persona distinta que forma un dios compuesto con el Padre y el Hijo. Es Dios mismo en acción. Dios obrando, actuando.

 

     La Biblia dice que Dios es Espíritu (Juan 4.24). Entonces podemos decir que la esencia de Dios, la parte mas intima es el Espíritu Santo. Si “El Espíritu Santo es una persona aparte del Padre”. Si el Espíritu Santo es la tercera persona de la trinidad, y es independiente del Padre ¿Cuál es la sustancia del Padre? ¿Solo la tercera persona de la divinidad tiene la facultad de espíritu? Si la primera persona es espíritu y la segunda es espíritu y la tercera también, ¿No habría tres espíritus?

    

     La creencia en Dios como tres personas independientes, pero que se ponen de acuerdo en uno, ha llevado a muchos cristianos a formar una teología herética, notemos lo que dice Benny Hinn,[1]: “...Dios el Padre, damas y caballeros, es una persona; y El es un ser trino en Si Mismo, separado del Hijo y del Espíritu Santo... ya saben, Dios el Padre es una persona, Dios el Hijo es una persona, Dios el Espíritu Santo es una persona. Pero cada uno de ellos es un ser trino en si Mismo. Hay nueve de ellos. Dios el Padre, señoras y señores, es una persona con su propio espíritu personal, con su propia alma personal, y con su propio cuerpo espiritual”.   Si este hombre dice que hay un solo Espíritu, se le cae su doctrina de un Dios en tres personas distintas, por lo que sin medir sus consecuencias inmediatas, cae en este bárbaro error de decir que el Padre tiene su propio espíritu, al igual que el Hijo y el Espíritu Santo, son según su declaración tres espíritus en la divinidad.

 

2.   La Biblia explica qué es el Espíritu Santo.

Lucas 1,35  Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el santo Niño que nacerá será llamado Hijo de Dios.

Miqueas 3,8  Yo, en cambio, estoy lleno de poder, del Espíritu del SEÑOR, y de juicio y de valor, para dar a conocer a Jacob su rebelión, y a Israel su pecado.

Hechos 1,8  pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros; y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.

Romanos 15,13  Y el Dios de la esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Romanos 15,19  con el poder de señales y prodigios, en el poder del Espíritu de Dios; de manera que desde Jerusalén y por los alrededores hasta el Ilírico he predicado en toda su plenitud el evangelio de Cristo.

Isaías 40,26  Alzad a lo alto vuestros ojos y ved quién ha creado estos astros: el que hace salir en orden a su ejército, y a todos llama por su nombre. Por la grandeza de su fuerza y la fortaleza de su poder no falta ni uno.

 

En las citas anteriores vemos que el Espíritu Santo es un término utilizado para Dios en acción, en su poder que actúa. Es Dios en poder actuando para llevar a cabo su voluntad. Existe una relación entre el Espíritu Santo y el poder del Altísimo. En vista de lo anterior se puede concluir que el Espíritu Santo es poder de Dios en acción.

 

El Espíritu Santo:

Creó la tierra y el resto del universo.

Salmo 104,24.30  ¡Cuán numerosas son tus obras, oh SEÑOR! Con sabiduría las has hecho todas; llena está la tierra de tus posesiones. 30  Envías tu Espíritu, son creados, y renuevas la faz de la tierra.

Génesis 1,2  Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas.

Job 33,4  El Espíritu de Dios me ha hecho, y el aliento del Todopoderoso me da vida.

 

Inspiró a los escritores bíblicos.

2ª. Timoteo 3,16  Toda Escritura inspirada por Dios útil es para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia,

1ª. Tesalonicenses 2,13  Por esto también nosotros sin cesar damos gracias a Dios de que cuando recibisteis la palabra de Dios, que oísteis de nosotros la aceptasteis no como la palabra de hombres, sino como lo que realmente es, la palabra de Dios, la cual también hace su obra en vosotros los que creéis.

 

Habló a través de los profetas.

2ª. Pedro 1,20-21 Pero ante todo sabed esto, que ninguna profecía de la Escritura es asunto de interpretación personal, pues ninguna profecía fue dada jamás por un acto de voluntad humana, sino que hombres inspirados por el Espíritu Santo hablaron de parte de Dios.

Joel 2,28 Y sucederá que después de esto, derramaré mi Espíritu sobre toda carne; y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos soñarán sueños, vuestros jóvenes verán visiones.

 

Ungió con poder para el ministerio de Cristo y sus siervos.

Lucas 4,18  Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos;  A poner en libertad a los oprimidos;

Mateo 12,28 Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios.

 

Nos permite resistir las tentaciones.

1ª. Corintios 10,13  No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana;  pero fiel es Dios,  que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir,  sino que dará también juntamente con la tentación la salida,  para que podáis soportar.

 

Nos ayuda a cultivar buenas cualidades.

Gálatas 5,22-23 Mas el fruto del Espíritu es amor: gozo,  paz,  paciencia,  benignidad,  bondad,  fe, mansedumbre,  templanza;  contra tales cosas no hay ley.

 

Nos da fuerza para superar las dificultades.

Filipenses 4,13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

 



[1] citado de Cristianismo en Crisis; Hank Hanegraaff; Ed. Unilit; impreso en Colombia; 1992

Modificado el ( jueves, 19 de mayo de 2011 )
 
< Anterior   Siguiente >
© 2014 Iglesia Evangélica el Plantío del Señor.
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.