Inicio arrow Sermones arrow Exhortación a la unidad y a la separación en el contexto de la iglesia
Menú principal
Inicio
Estudios Bíblicos
Sermones
Enlaces
Foro
Preguntas y Respuestas
Administración
Formulario de acceso





¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí
Artículos relacionados
Encuestas
¿Beneficiaría al mensaje del reino el que los Evangélicos reciban los beneficios del concordato?
 
¿Quién está en línea?
Exhortación a la unidad y a la separación en el contexto de la iglesia PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Felipe Rincón Vásquez   
domingo, 23 de septiembre de 2012

EXHORTACIÓN A LA UNIDAD Y A LA SEPARACIÓN

EN EL CONTEXTO DE LA IGLESIA

 

INTRODUCCIÓN:

Recientemente leí una publicación que decía: "La iglesia es un hospital para los espiritualmente enfermos, no un museo para santos."  --Anónimo

El mensaje que está detrás de ese enunciado es, que en la iglesia debemos soportar a todas las personas con sus diversos problemas (mentirosos, chismosos, calumniadores, ladrones, divisorios, etc.). Que a nadie se debe excluir de la iglesia.

Este mensaje que de una primera impresión parece ser muy piadoso, no tiene toda la verdad en cuanto al tema en cuestión. Porque si bien es cierto que la Iglesia está llamada a curar a todos los enfermos del alma, no es menos cierto que para eso no tiene que tenerlos en su comunidad. Las frutas podridas se separan de las sanas.

Es cierto que la Iglesia es un hospital para los que están espiritualmente enfermos, pero al mismo tiempo es un museo de santos. La Iglesia está para mostrar al mundo la vida de santidad, el ejemplo de una vida de pureza, de amor a Dios y al prójimo. La gente no quiere ir  a la iglesia para encontrar en ellas las mismas acciones que ve en un mundo de maldad. La gente quiere ir a la iglesia en busca de una familia de amor y de verdad; y eso es lo que estamos llamados a ser luz y sal de la tierra.

Los hospitales son instituciones que están llamadas a sanar a los enfermos. Pero los enfermos no están almacenados en los hospitales, aglomerados en una comunidad, más bien están juntos pero no reburujados. Los hospitales son centros de restauración y se sabe que para ello, los enfermos no deben estar todos juntos, más bien existen áreas para cada uno de ellos, puesto que no se debe dejar que un enfermo contamine a otro que está afectado de una enfermedad menor.

Así, la iglesia está llamada a hacer diferencias entre todos sus miembros a fin de que cada uno sea tratado en el área correspondiente. Es fatal que estén todos los conversos juntos, sin que antes pasen por una etapa de sanidad y terapia conductual y espiritual. Antes de integrarse a la plena comunión a un creyente, se les debe hacer pasar por un departamento de terapia personal y espiritual.

  

Lo anterior indica que la Iglesia bien puede y debe sectorizar a los conversos según su nivel de crecimiento. Veamos la base bíblica par lo que hemos dicho:

 

UNA PARÁBOLA

Mateo 13:24-30 ¨Les refirió otra parábola,  diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; 25 pero mientras dormían los hombres,  vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo,  y se fue. 26 Y cuando salió la hierba y dio fruto,  entonces apareció también la cizaña. 27  Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor,  ¿no sembraste buena semilla en tu campo?  ¿De dónde,  pues,  tiene cizaña? 28  El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres,  pues,  que vayamos y la arranquemos? 29  El les dijo: No,  no sea que al arrancar la cizaña,  arranquéis también con ella el trigo. 30  Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega;  y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña,  y atadla en manojos para quemarla;  pero recoged el trigo en mi granero.¨

 

LA EXPLICACIÓN DE LA PARÁBOLA

Mateo 13:36-43 ¨Entonces,  despedida la gente,  entró Jesús en la casa;  y acercándose a él sus discípulos,  le dijeron: Explícanos la parábola de la cizaña del campo. 37  Respondiendo él,  les dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre. 38  El campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del reino,  y la cizaña son los hijos del malo. 39  El enemigo que la sembró es el diablo;  la siega es el fin del siglo;  y los segadores son los ángeles. 40  De manera que como se arranca la cizaña,  y se quema en el fuego,  así será en el fin de este siglo. 41  Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles,  y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo,  y a los que hacen iniquidad, 42  y los echarán en el horno de fuego;  allí será el lloro y el crujir de dientes. 43  Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír,  oiga.¨

 

Observamos, que Jesús no se está refiriendo a la Iglesia, no a la comunidad de fe. Lo que Jesucristo está enseñando no es que en la iglesia deben dejarse crecer juntos, la cizaña y la buena semilla. El Señor nos dice que es en el mundo; lo que nos dice es que los cristianos no debemos empezar una cacería en el mundo en contra de los no creyentes; debemos dejarlos que para eso él tiene ángeles que lo harán a su tiempo.

 

LA UNIDAD DE LA IGLESIA

Juan 10:16 ¨También tengo otras ovejas que no son de este redil;  aquéllas también debo traer,  y oirán mi voz;  y habrá un rebaño,  y un pastor.¨

 

Romanos 12:5 ¨así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo,  y todos miembros los unos de los otros.¨

 

Efesios 2:19 ¨Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos,  y miembros de la familia de Dios¨

 

Observamos, que la iglesia está llamada a ser un rebaño con un pastor, que los miembros están llamados a ser los unos por los otros, que están llamados a ser una familia, la familia de la fe.

 

EXHORTACIONES CON RESPECTO A LA UNIDAD

 

Salmo 133:1 ¨¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! 2 Es como el buen óleo sobre la cabeza, El cual desciende sobre la barba, La barba de Aarón, Y baja hasta el borde de sus vestiduras; 3 Como el rocío de Hermón, Que desciende sobre los montes de Sion; Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna.¨

 

Romanos 12:16 ¨Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándonos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.¨

 

1Co 1:10 ¨Os ruego,  pues,  hermanos,  por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.¨

 

Efesios 4:3 ¨solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz¨

 

Filipenses 2:2 ¨completad mi gozo,  sintiendo lo mismo,  teniendo el mismo amor,  unánimes,  sintiendo una misma cosa. 3  Nada hagáis por contienda o por vanagloria;  antes bien con humildad,  estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo¨

1Pedro 3:8 ¨Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos,  amándoos fraternalmente,  misericordiosos,  amigables; 9 no devolviendo mal por mal,  ni maldición por maldición,  sino por el contrario,  bendiciendo,  sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.¨

 

Observamos, que en la iglesia debe reinar la unidad basada en el amor, y que haga deleitable el que los creyentes estén juntos.

 

EXHORTACIONES A SEPARAR DE LA IGLESIA A LOS PECADORES Y A LOS DIVISORES

 

2 Tesalonicenses 3:6 ¨Pero os ordenamos,  hermanos,  en el nombre de nuestro Señor Jesucristo,  que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros.¨

 

2Tesalonicenses 3:14 ¨Si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta carta,  a ése señaladlo,  y no os juntéis con él,  para que se avergüence. 15 Más no lo tengáis por enemigo, sino amonestadle como a hermano.¨

 

Tito 3:10 ¨A la persona que cause divisiones, después de una y otra amonestación deséchalo, 11  sabiendo que el tal se ha pervertido,  y peca y está condenado por su propio juicio.¨

 

2 Juan 1:10 ¨Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido!¨

 

Observamos, que la iglesia tiene todo el derecho de separar por un tiempo hasta sanar, de separar de la comunión y hasta de excluir a cualquiera de sus miembros que esté afectado de una condición grave de pecado que cause problemas de división y de afectar el buen nombre de Dios y de su iglesia en el mundo.

 

CONCLUSIONES

1.   Debemos separarnos de una persona que esté atentando contra la paz y la unidad de la iglesia.

2.   Debemos separarnos de una persona que no esté guardando la fe, sino más bien tenga obras de impías y mundanas (engañando, robando, chismosa, murmurando, correveidile, lengüetera, etc.).

3.   En la iglesia es más importante la calidad que la cantidad.

 

Modificado el ( domingo, 23 de septiembre de 2012 )
 
Siguiente >
© 2017 Iglesia Evangélica el Plantío del Señor.
Joomla! es Software Libre distribuido bajo licencia GNU/GPL.